Renovación de votos y nuevos Oblatos del Sagrado Corazón - Hogar San Martin de Tours

Renovación de votos y nuevos Oblatos del Sagrado Corazón

Renovación de votos y nuevos consagrados

El de la Asunción de la Virgen María a los Cielos, 15 de agosto, los Oblatos del Instituto del Verbo Encarnado, o también Oblatos del Sagrado Corazón (por el lugar donde viven en dentro del Hogar), o como los llamamos familiarmente nuestros “Consagraditos”, renovaron su voto anual a la Virgen, que conlleva la obligación temporal de dedicar sus personas y su apostolado a asistir en los sacerdotes en sus tareas y atender a los pobres.

Esta institución nació del pedido de los mismos muchachos, que pedían una consagración religiosa, pero teniendo la imposibilidad de asumir las exigencias y obligaciones del estado de vida de los religiosos – a causa de su discapacidad-, quedaban truncados en su deseo de vivir algún modo de consagración a Dios. Lo mismo sucedía en el Hogar Nuestra Señora de la Divina Providencia, donde las jóvenes con discapacidad aspiraban a ser “monjitas del corazón”.

Entre nosotros, se presentó formalmente el proyecto de los Oblatos a nuestro fundador, el P. Carlos Buela, en el año 2007. Luego de un tiempo se obtuvo el permiso para iniciar esta experiencia, que ya lleva diez años.

En cuanto a la espiritualidad de este grupo se pretendía:

­­-Que se centrase en una vida de oración, ofrecimiento de las cosas, obediencia, vida fraterna y servicio al prójimo.

-Que tengan oración en común: el rezo del ángelus, el rosario y, eventualmente, el rezo de laudes y vísperas.

-Que se destaquen en la adoración al Santísimo Sacramento.

-Y que se destaquen también en la ayuda al sacerdote en la Santa Misa.

Dos fueron, desde el inicio, los medios de apostolado: secundar la acción pastoral de los sacerdotes y ayudar a los pobres.

Como insignia, recibirían un hábito, o sayal, para usar en las celebraciones litúrgicas o también en ocasiones especiales, llevando también una cruz misionera sobre el pecho.  

Esto es lo que han venido haciendo nuestros cuatro consagraditos que en este día renovaron su compromiso. Pero en esta ocasión tuvimos la inmensa alegría que decidieron incorporarse dos nuevos miembros, Agustín y Juan Carlos. Ellos se prepararon, recibieron una catequesis acerca del significado de su consagración y de las obligaciones que asumen, y finalmente fueron aceptados para ingresar a los Oblatos.

Por ello se tuvo la Misa a las 19:00 hs., que presidió el P. Javier Urquiza, y donde recibieron sayales nuevos, confeccionados por la Comunidad de Servidoras que tienen su apostolado en el Hogar San Martín de Tours, con la ayuda de nuestra querida Amelia.

A continuación todos tuvimos una cena festiva, de la que participaron familiares y amigos de los consagraditos.

El servicio de caridad es la respuesta a la necesidad de brindar amor que todos tenemos en nuestro corazón, de acuerdo a las palabras que recuerda el apóstol San Pablo, “hay más alegría en dar que en recibir”.

Para ver más fotografías haga click AQUÍ

2017-08-17T17:44:17+00:00